La pensión compensatoria

La pensión compensatoria se encuentra recogida en el artículo 97 del Código Civil y es un derecho personal del cónyuge que, ante una crisis matrimonial, se encuentra en una circunstancia que le ha provocado un desequilibrio económico. Dicha pensión se establecerá para permitir que el cónyuge que ha podido verse afectado por tal desequilibrio, realice aquellas acciones pertinentes para poder reequilibrar su estado económico. Esta pensión podrá ser temporal, por tiempo indefinido, o una prestación única.

Asimismo, la pensión compensatoria debe fijarse mediante resolución judicial, puede ser propuesta por el solicitante o por ambas partes en el convenio regulador, pero sino se solicita durante la tramitación o en el convenio regulador, no se podrá solicitar con posterioridad.

Determinar una tabla orientativa de fijación de la pensión compensatoria es un tema complejo y problemático dada la poca uniformidad existente en las decisiones jurisprudenciales en cuanto a su otorgamiento o no, e incluso en cuanto a su duración, lo que se complica debido a la abundancia de circunstancias a tener en cuenta, por eso a la hora de determinar la cuantía de la pensión compensatoria, en nuestra legislación no existe baremo obligatorio al que deba ajustarse el juez a la hora de fijarla, por lo que habrá de estar al caso concreto, y se tendrán que tener en cuenta circunstancias tales como, los ingresos y gastos de ambas partes, cualificación profesional y posibilidad de acceso a un empleo, dedicación pasada y futura a la familia y la duración del matrimonio.

En relación a todo lo anterior, se fijará una pensión compensatoria que se puede extinguir en diferentes casos:

- Por el cese de las circunstancias que dieron lugar al establecimiento de la pensión compensatoria, acceso a un trabajo, enriquecimiento de la persona que solicitó dicha pensión, etc.

- Si se produce reconciliación entre los cónyuges, en el caso de separación, las medidas que se hayan establecido dejarán de tener efecto, previo aviso al Juez.

- Al contraer el acreedor de dicha pensión un nuevo matrimonio, o se encuentra manteniendo una relación análoga a la marital.

- Por muerte o renuncia expresa del acreedor.

No obstante si en algún momento se produce una modificación sustancial en la situación económica de cualquiera de los cónyuges, el artículo 100 del Código Civil, permite que se modifique la pensión establecida.

La pensión compensatoria será actualizada todos los años de conformidad a la variación que experimente el Índice de Precios al Consumo.

Es importante tener en cuanta que el impago de la pensión compensatoria durante dos meses consecutivos o cuatro meses no consecutivos puede llevar consigo, según el artículo 227 del Código Penal, la comisión de un delito de abandono de familia que está castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a 24 meses.

Publicado en La Voz de Ronda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>