Centros de Internamiento de Extranjeros

El Consejo de Ministros ha aprobado, mediante un Real Decreto, el Reglamento de funcionamiento y régimen interior de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE).

Los Centros de Internamiento de Extranjeros no son centros penitenciarios, sino establecimientos cuya finalidad es únicamente cautelar y preventiva. Ingresan en ellos aquellos extranjeros que ordena un juez o tribunal mientras se realizan los trámites pertinentes para poder llevar a cabo la orden de expulsión del territorio español decretada sobre ellos, bien porque su situación es irregular en este país, bien porque se les sustituye una pena de prisión, como máximo de seis años, por una medida de expulsión.

Algunas de las principales novedades que se recogen son:

 1.- Se establecen dos ámbitos diferenciados en la gestión de los CIE:

El ámbito de la seguridad de los Centros recae en el Cuerpo Nacional de Policía, que velará por que la vida dentro de las instalaciones se desarrolle con total normalidad y gestionará todo lo relativo a la tramitación del expediente de expulsión del extranjero.

El ámbito asistencial será asumido por personal ajeno al Cuerpo Nacional de Policía, que se podrán ser empleados públicos o personal fruto de contratos o convenios, que se ocuparán de organizar, gestionar y controlar los servicios de asistencia sanitaria, jurídica, cultural y social.

2.- El Reglamento desarrolla, de manera muy garantista, el estatuto jurídico de los extranjeros mediante la regulación pormenorizada de sus derechos y deberes. Así, los extranjeros que se encuentren en un CIE podrán comunicarse libremente con su abogado, con representantes consulares de su país, así como recibir visitas tanto de familiares como de otras personas y desarrollar actividades recreativas.

Además, tendrán derecho a ser informados de su situación en un idioma que les sea comprensible, a recibir asistencia médica, a presentar quejas y peticiones y a contactar con ONGs nacionales e internacionales de protección de inmigrantes.

3.- Se regula expresamente el derecho de los extranjeros a entrevistarse con el director del CIE para formular peticiones y quejas sobre aspectos relativos al funcionamiento del centro. Asimismo, se fortalecen los mecanismos de control e inspección de los centros y, tanto el Cuerpo Nacional de Policía como la Inspección de Personal y Servicios del Ministerio del Interior, podrán realizar inspecciones en estos centros. Igualmente, el Ministerio Fiscal podrá visitar en cualquier momento estos centros y recabar toda la información que considere necesaria.

4.- Se regulan la formación del personal del centro, las reglas de conducta por las que deben regirse sus trabajadores y la creación de unos libros-registro en los que se recogerá la información sobre la gestión y funcionamiento de los centros. Asimismo, también se recogen las medidas de vigilancia, seguridad y control de los centros, incluyendo las posibles medidas coercitivas con los internos.

Publicado en La Voz de Ronda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>